Pedro Martinez Pedro Martinez Author
Title: Noquearon con trampa al sobrino e hizo justicia por mano propia
Author: Pedro Martinez
Rating 5 of 5 Des:
Hubo dos grandes trompadas en la pelea por el campeonato interino de peso supermediano  de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), y...


Hubo dos grandes trompadas en la pelea por el campeonato interino de peso supermediano de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), y ninguna de ellas tuvo validez. 

La primera fue del venezolano José Uzcátegui al estadounidense Andre Dirrell poco después de que sonara la campana del final del octavo round. 

La segunda fue propinada por el tío de Dirrell, aun sobre el ring, en la mandíbula del venezolano, en un final escandaloso
 de la velada celebrada en el casino MGM National Harbor de Maryland, de Estados Unidos.

Tras el final del octavo asalto, Uzcátegui (26-2,22 KOs) alcanzó a Dirrell (26-2, 16 KOs) con un gancho de izquierda a la mandíbula que lo dejó fulminado.

Mientras los médicos atendían a Dirrell en la lona, su entrenador y tío, Leon Lawson, se acercó a la esquina en donde estaba esperando el púgil venezolano y lo agredió con una serie de golpes. Uzcátegui no le respondió y solo trató de evitar más impactos.

Fue después de que el propio Dirrell, tras ser decretado ganador del combate por la descalificación de su rival, se había acercado a Uzcátegui para decirle que lo perdonaba, ya que entendía que el golpe había sido sin mala intención. Tras haber golpeado al venezolano, Lawson de inmediato se dio a la fuga y era buscado por la policía del Condado de Prince George.

El referí Bill Clancy le dio la victoria a Dirrell por descalificación. Al momento que fue parado el combate, Uzcátegui estaba ganando en dos de las tres tarjetas de los jurados (77-75 y 77-74); la tercera tarjeta tenía la pelea empatada a 76.

“Tiré una combinación de tres golpes y no escuché la campana. No fue me intención pegarle. El tercer golpe no era tan fuerte, me sorprendió que no se pudo levantar”, dijo Uzcátegui tras el incidente.

Ya recuperado, Dirrell indicó que no siente que su rival le pegó tardíamente a propósito y ofreció disculpas por las acciones de su tío.

“Lamento lo que hizo mi entrenador. Él es mi familia… estaba preocupado”, expresó el nuevo monarca. “Él me quiere y se preocupa por mí, por favor perdónenlo”.





Fuente: https://www.clarin.com 

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top